Recordatorio: A partir del 2 de agosto de 2022, todas las apps nuevas deben usar la Biblioteca de Facturación 4 o versiones posteriores. A partir del 1 de noviembre de 2022, todas las actualizaciones de apps existentes deberán usar la versión 4 o posterior de la Biblioteca de Facturación. Más información.

Descripción general del sistema de facturación de Google Play

El sistema de facturación de Google Play es un servicio que te permite vender productos y contenido digital en tu app para Android.

Tipos de productos

Puedes usar Google Play para vender los siguientes tipos de productos:

  • Productos únicos: Un producto único es un tipo de producto que los usuarios pueden comprar con un cargo único no recurrente a la forma de pago del usuario. Algunos ejemplos de productos únicos incluyen los niveles adicionales de juegos, las cajas de botín premium y los archivos multimedia. Los productos únicos son consumibles o no consumibles:

    • Producto consumible: Un producto consumible es un tipo de producto que el usuario consume para recibir contenido dentro del juego. Cuando un usuario consume tu producto, administras los beneficios o efectos asociados en un proceso conocido como aprovisionamiento. Por ejemplo, un usuario puede comprar un producto de moneda del juego, como una pila de monedas. Cuando el usuario consume el producto, tu app administra una cantidad fija de monedas para el usuario, y la pila de monedas compradas ya no está disponible. Los productos consumibles se pueden comprar varias veces.
    • Producto no consumible: Un producto no consumible es un producto que se compra una vez y proporciona un beneficio permanente. Una vez comprados, estos productos se asocian de forma permanente con la Cuenta de Google del usuario. Algunos ejemplos de productos no consumibles son las actualizaciones premium y los paquetes de niveles.

    Google Play Console se refiere a los productos únicos como productos administrados, y la Biblioteca de Facturación Google Play se refiere a ellos como productos "INAPP".

  • Suscripciones: Una suscripción es un conjunto de beneficios a los que los usuarios pueden acceder durante un período determinado. Puedes tener varias suscripciones dentro de la misma app, ya sea para representar beneficios totalmente diferentes (por ejemplo, una app de video en streaming podría tener suscripciones independientes de "noticias" y "deportes"), diferentes niveles de un solo conjunto de beneficios (por ejemplo, una app de almacenamiento en la nube podría tener suscripciones de 100 GB, 1 TB y 10 TB)

    Los usuarios obtienen acceso (o derechos) a una suscripción mediante la compra de un plan básico o una oferta, ya sea en tu app o en Google Play.

    Las suscripciones contienen uno o más planes básicos. Un plan básico especifica un conjunto exclusivo de atributos para un período de facturación y un tipo de renovación determinados. Puedes especificar si un plan básico se renueva automáticamente o es prepago (no se renueva).

    Los usuarios aptos pueden comprar una oferta para obtener acceso a través de una prueba o un precio de lanzamiento. Si bien cualquier usuario puede comprar un plan básico, las ofertas solo estarán disponibles para los usuarios que cumplan con los criterios de elegibilidad que definas.

    En la Biblioteca de Facturación Google Play, se hace referencia a las suscripciones como SUBS.

ID de pedido y tokens de compra

Google Play hace un seguimiento de los productos y las transacciones mediante ID de pedido y tokens de compra.

  • Un token de compra es una string que representa el derecho de un usuario a adquirir un producto en Google Play. Indica que un usuario de Google tiene derecho a un producto específico representado por un objeto de compra. Puedes usar el token de compra con la API de Google Play Developer.
  • Un ID de pedido es una string que representa una transacción financiera en Google Play. Esta string se incluye en un recibo que se envía por correo electrónico al comprador.

Los ID de pedido se crean cada vez que se produce una transacción financiera. Los tokens de compra se generan solo cuando el usuario completa un flujo de compra.

  • En el caso de los productos únicos, con cada compra se crea un nuevo token de compra. La mayoría de las compras también generan un nuevo ID de pedido. La excepción ocurre cuando no se le cobra al usuario, como se describe en Códigos promocionales.
  • En el caso de suscripciones, una compra inicial crea un token de compra y un ID de pedido. Para cada renovación automática, el token de compra se mantiene igual y se emite un nuevo ID de pedido. Las actualizaciones, los cambios a versiones inferiores, los reemplazos y los usuarios que vuelven a registrarse crean ID de pedido y tokens de compra nuevos.

En el caso de las suscripciones, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Las actualizaciones, los cambios a versiones anteriores y otros flujos de compra de suscripciones generan tokens de compra que deben reemplazar a un token de compra anterior. Debes invalidar los tokens de compra que aparecen en el campo linkedPurchaseToken de la API de Google Play Developer. Para obtener más información, consulta Cómo implementar linkedPurchaseToken de forma correcta para evitar duplicar suscripciones.
  • Los números de pedido para las renovaciones de suscripciones contienen un número entero adicional que representa una instancia de renovación específica. Por ejemplo, un ID de pedido de suscripción inicial puede ser GPA.1234-5678-9012-34567, y los ID de pedido posteriores serán GPA.1234-5678-9012-34567..0 (primera renovación), GPA.1234-5678-9012-34567..1 (segunda renovación), y así sucesivamente.

Cómo comenzar

Para comenzar a integrar el sistema de facturación de Google Play en tu app, consulta Preparación.

Más información

Para obtener más información sobre cómo integrar el sistema de facturación de Google Play en tu app, consulta los siguientes temas: